11 min read

S.O.S Selva del Amazonas

Un texto escrito hace 12 años, aparentemente destinado a perderse y olvidarse entre mis archivos digitales... revive ahora para gritar varios S.O.S desde la selva del Amazonas. Para algunos desafortunadamente ya es demasiado tarde, para otros, algo mas fuerte que las simples coincidencias, hace que reviva la esperanza! Que nunca sea demasiado tarde!

Colombia Sep 2002, Siempre he dicho que el lugar es quien elige a la persona y no, la persona al lugar, en esta ocasión, el pasado mes de septiembre tuve la fortuna de ser elegida, nada mas y nada menos, que por la exuberante Selva del Amazonas Colombiano, ¡Que privilegio!

Hospedada,con dos de mis hermanas, en el Parque Natural Amacayacu, decidimos pasar una noche selva adentro, en una de las plataformas del parque. Obviamente guiadas por un experto y sabio de la zona, uno de los indígenas Tikuna que hacen esta labor dentro del parque. Para llegar a dicha plataforma hay que caminar entre la selva varias horas, impregnarse de ella, respirarla húmeda y densa, hundirse entre miles de árboles gigantescos, navegar entre millones de hojas frescas, secas, podridas, raíces, troncos, hormigas de todos los tamaños y sentir cada vez mas, el peso del cuerpo, del morral, de nuestra ignorancia y de nuestra conciencia .

Durante el recorrido tuvimos la fortuna de divisar algunos animales, un grupo de monos "boqui leche", (así los llamo nuestro guía) por tener alrededor de su hocico el pelo blanco encontraste con el resto del cuerpo, (como si hubieran sumergido el hocico en leche) nos divisaron desde las alturas de los árboles y luego subieron hasta las copas para desaparecer. También vimos volar vistosas Guacamayas y pájaros carpinteros en la indescriptible alegría de su libertad. Libélulas rojas y mariposas de colores adornaron mágicamente el camino y descubrimos varias huellas frescas de tigrillos (que no por ser solo huellas,son menos intimidantes). De estos encuentros no pudimos registrar ninguna foto, porque los encuentros son rápidos y se elige entre preparar la cámara o disfrutar el momento. Pensábamos encontrarnos con muchos más animales, pero en la selva se necesita mucho tiempo, paciencia, silencio y suerte para cruzarse conellos.

Sin embargo la selva, en su interior, nos tenia preparado un encuentro que nos haría sentir mas pequeños y al mismo tiempo mas afortunados... compartir un espacio y unos minutos en la selva, con dos maravillosos personajes: un hombre y un niño indígenas, cargando en su espalda y teniendo como soporte su cabeza, pesadas ramas y hojas, que serian utilizadas en la construcción de una vivienda en su comunidad. Caminan kilómetros y kilómetros, buscando estos árboles, pero no toman de un solo árbol todas las ramas para no acabar con la especie. Intercambiamos pocas palabras, pero las suficientes, para entender lo inútiles que resultan los conocimientos que nos inventamos en la civilización, como patrimonio intelectual, cuando ni siquiera podemos con nuestra esencia.

Afortunadamente de este encuentro si tenemos registro (la foto central al nicio de este texto), fueron ellos, los que pidieron una foto tímidamente antes de comenzar de nuevo su camino. Cada quien continuo su viaje... nosotros, descansados de tan solo 10 kilos de equipaje y ellos descansados de aproximadamente ¡60kilos!... nosotros, lentos y torpes en el camino y ellos sabios y livianos como mariposas deslizándose entre la selva.

Y por fin llegamos a nuestro destino: la plataforma Mata- Mata, con el olvidado olor de humanos, y con un cansancio único pero gratificante... pasamos la noche: selva adentro... noche de sonidos, de oscuridad, con olor averde intenso, de insectos magníficos y de minúsculos intrusos, intensos y persistentes: cientos de mosquitos que nos persiguieron infinitamente y que también tenían como refugio la plataforma: una construcción en madera, 10 mts sobre el suelo selvático. Nunca había visto luciérnagas con ojos móviles verde fosforescente, saltamontes gigantes como de 15 cms, inmensas cucarachas voladoras y un concierto de sonidos impresionantes... el mas aterrador el de un ave que imita los sonidos de otros animales y que esa noche decidió jugarnos una broma, imitando el sonido de un jaguar, afortunadamente nuestro guía nos tranquilizo explicándonos las facultades histriónicas de esta ave (o seria solo para tranquilizarnos?)

Al otro día de nuevo caminamos hacia el "exterior" de la selva, pero ya en nuestra memoria quedaría grabada esta magnifica experiencia... Nuestros amigos del camino: el hombre y el niño indígenas dijeron que selva adentro, adentro, se ven mas cosas maravillosas y se vive la selva de verdad! Pero para eso hay que entenderla yrespetarla en su totalidad.

Cuando los lugares eligen a una persona, guardan la esperanza de que sus ojos vean mas allá de lo obvio y transmitan lo que yo he denominado: mensajes de la naturaleza... aquí hay algunos, de la selva que creo son para ustedes:

S.O.S 1. En el zoológicode Leticia hay un manatí amazónico o vaca marina...pero el espacio en el que se encuentra es deprimente: una estrecha alberca de 2X2 mts. El pobre animal casi no puede darse vuelta en este espacio! por favor alguien que pueda hacer algo! DEMASIADO TARDE..EL MANATI MURIO ANTES DEL CIERRE DEL ZOOLOGICO EN EL 2005. HOY 12 AÑOS DESPUES EXISTE DE NUEVO LA POSIBILIDAD DE UN NUEVO ZOOLOGICO...S.O.S EN NOMBRE DE LAS NUEVAS VICTIMAS!

2. Un S.O.S para que las personas no continúen con en el grave error de seguir adquiriendo animales salvajes como mascotas. El respeto de la libertad debe rescatarse desde nuestras casas.

3.La base de la conservación en Amacayacu radica en el trabajo que se desarrolla con las comunidades indígenas Tikuna que habitan en la zona de influencia del parque.Se trata de vincular a las comunidades indígenas con la actividad del turismo,de manera que ellos también obtengan ingresos por concepto de guianza, venta de artesanías y productos alimenticios procesados propios de la selva (ahora tan apetecidos por el mundo con el auge de la agricultura orgánica). Por eso es importante entender que esta alternativa de turismo en esta región es de las mejores; pues no se beneficia una sola persona o una sola empresa, sino a varias comunidades indígenas bajo el concepto del parque como patrimonio y reserva natural.

Gracias por leer...

Un abrazo selvático para todos!

Liliana Rincon Tami.